En esta oportunidad el clima en la ciudad de New York se mostraba un poco más amable, contrario a lo que fue el año pasado que estuvo pasado por lluvia. Un sol tímido y una temperatura apenas de 9° acompañaron a los corredores desde el inicio, para los expertos: ¡clima ideal!

Las mujeres comenzaron 30 minutos más temprano que los hombres. En principio un grupo compacto comandado por Daska (ETH), seguida de cerca por: R. Tusa (ETH), M. Keitany (KEN) y las favoritas, Desiree Linden (USA) y Shalane Flanagan (USA) esta última, vencedora en NY en 2017. Hasta el kilómetro 15 el grupo era numeroso, pero a medida que avanzaban los minutos y los metros, la cantidad de corredoras en el frente era menor. Sobre el kilómetro 25 el grupo ya se partía en dos, en frente 3 africanas: Gudeta (ETH), Tusa y Keitany ;sacaban una diferencia importante frente a Desiree y Flanagan que se veían opacadas por las grandes zancadas de África.

Por su parte los hombres empezaban de manera similar. Compactos en principio, pero con el avance de los kilómetros un poco más divididos. El kilómetro 20 mostraba a Shura Kitata ansioso por la victoria al sacar una pequeña diferencia de 30 metros y casi 6 segundos de diferencia. Detrás de el grandes competidores : G. Kamworor (KEN), Bekele (ETH) y la carta local Bernard Lagat (USA) que hacia su debut en las calles después de transitar varios años por las pistas.

Mientras los grandes corredores de elite se disputaban codo a codo la victoria. En Boroughs , Staten Island, Brooklyn, Queen, Manhattan y Bronx, los 5 distritos por donde pasa el maratón, era todo fiesta. Aceras abarrotadas de espectadores y calles llenas de corredores era la gran postal que dejaba ver la denominada capital del mundo. Alrededor de 50 mil corredores representando aproximadamente 137 países, colmaban cada metro de la gran manzana y lograban cerrar el Time Square al igual que en las 37 ediciones pasadas, colores, banderas, pancartas y demás artilugios le daban alegría y un ambiente de carnaval a la gran carrera.

El tiempo seguía pasando y con el los kilómetros. Por el lado de las mujeres las cosas ya parecían más definidas: Sobre el km 32 y casi dos horas de carrera M. Keitany ya se encontraba solitaria en punta, con un paso fuerte y constante la etíope logró sacar la diferencia necesaria para transitar los últimos metros con total tranquilidad. Sus competidoras no lograron igualar sus pasos y veían como se alejaba cada vez más y más. Finalmente Keitany fue el centro de atención mientras avanzaba por la 5ta Avenida, tan solo tres km la separaban de la victoria. Aceleró en el último tramo y pasó la línea final con un tiempo de 2:22.49 logrando de esta manera subir a lo más alto del podio.

Los hombres tenían una lucha más cerrada. La escapada de Shura Kitata no surtió efecto y rápidamente fue alcanzado por el máximo favorito, Kamworor y L. Desisa (ETH). Los tres seguían palmo a palmo por las calles de New York y sobre el km 35 no se sacaban ventaja alguna. Cerca del km 38 Kamworor subió el ritmo, ritmo que no puedo mantener Kitata que se vio relegado por varios metros, pareciera que el esfuerzo del principio cuando intento la escapada le había cobrado factura.

 

En punta quedaban: Kamworor y Desisa, este último con un a técnica de carrera totalmente inapropiada pero que le daba resultados. El etíope se sacó su gorro con rabia, lo lanzó al suelo y como si hubiese encendido algo dentro de el con este gesto, aceleró su paso y de manera sorpresiva dejó en el camino al gran favorito de Kenia. Fue tan fuerte el empujón hecho por Desisa que Kamworor quedó relegado al tercer lugar, intentó copiar la maniobra del etíope lanzando también su gorro al piso, pero no le funcionó, Desisa ya estaba muy lejos. Ahora el relegado Kitata se metía de nuevo en la pelea por el numero uno aprovechando el bajón de Kamworo. En punta dos etíopes: Desisa y Kitata. Ambos entraban al Central Park con una diferencia de apenas cuatro metros, Kitata se ilusionaba con la victoria, pero Lesisa Desisa no aflojó ni un instante. Final de infarto y sin duda alguna a la altura de uno de los maratones más importante del mundo. El Etiope Desisa cruzó la línea final con un tiempo de 2:05:59 tan solo 2 segundos por encima de su perseguidor Kitata y de esta manera se llevó el triunfo y la ovación de todos los aficionados en pleno corazón del Central Park.

Poco después de la llegada de los profesionales, empezaron a arribar los corredores del gran grupo mundial. Algunos con caras de felicidad otros sufriéndolo un poco. Pero en general todos satisfechos por concretar el objetivo de terminar el maratón. Para unos el primero y para otros su maratón de la consagración. Como el caso de nuestro amigo Camilo Cubillos quien completó las Six World Marathon Majors en New York obtuvo su medalla e ingreso a la selecta lista de grandes corredores que han logrado terminar los maratones más importantes del mundo. ¡Felicitaciones!

 

Diego Jutinico

Twitter: @jutinico09

Instagram: @diegojutinicod

Un comentario de “New York Marathon: Lo que nos dejó la edición de 2018

  1. Mario Gallardo Pacheco dice:

    muy buena maratón el despliege de tanta gente , voluntarios , policias, y todo el circuito con barreras y nadie obstaculizaba el recorrido de los corredores que gran ejemplo y cultura , quiero estar ahi el proximo año , si dios quiere

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *