Estos son días inusuales para los corredores, más que planear entrenamientos, tenemos que movernos lo suficiente para mantenernos activos para cuando podamos volver a la normalidad, mantener la motivación alta y seguir. En estos momentos, leer es un gran aliado y por esto quiero recomendarles los mejores libros relacionados con nuestra pasión. 

Para los que no lo conocen, Haruki Murakami es japonés y es uno de los escritores más importantes de la actualidad. No voy a ahondar en su trayectoria ni en su estilo, pero vale como muestra que cada año se rumorea que va a ganar el «Premio Nobel de Literatura» aunque nunca se conocen oficialmente los candidatos.


 Este libro de Haruki Murakami es distinto a todo lo que él ha escrito ya que no es una novela sino un relato de sus experiencias y sus observaciones acerca de correr. Es una especie de autobiografía, donde nosotros nos podemos sentir identificados con sus vivencias. Si bien es una persona poco tradicional, todos podemos conectarnos con su forma de vivir y sentir la pasión de correr.

Murakami empezó a correr de grande, al igual que escribir, después de haber sido un ávido fumador y haber vivido de noche ya que administraba un club de Jazz en Tokio. Correr fue su herramienta para desarrollar la resistencia para escribir y mantener la concentración y además, lo ayudó a deshacerse de sus malos hábitos. 

En cuanto a mi me experiencia personal con el libro, lo empecé a leer en 2008 cuando estaba en el aeropuerto camino al Maratón de Atenas. Mientras esperaba leía a Murakami en su primera experiencia en la distancia de maratón. La diferencia entre su relato y la experiencia que me esperaba era que él la había corrido en sentido inverso, es decir, de Atenas a la ciudad de Maratón y no durante el evento oficial, que arranca en la ciudad de Maratón, pasa por la tumba de la batalla contra los Persas (que si no fuera por esa batalla, la democracia no sería lo que es hoy) y termina en el Estadio Olímpico de Atenas. Fue una grata casualidad. Sus descripciones de Atenas fueron tan acertadas que resultaron ser una muy buena señal de los días que me esperaban.

Otra situación en la que siempre recuerdo a Murakami es en los días previos al Boston Marathon o cuando estoy en la ciudad por otros temas. Él entrenaba varios meses al año en Boston y describe cómo eran las personas y las situaciones al costado del Charles River. Estos días estuve escuchando este libro nuevamente en su versión audio y realmente se siente como estar de vuelta en Boston, corriendo entre todos los estudiantes ultra competitivos y los remeros que entrenan para regatas en el río. 


Murakami pasa por todos los estados que pasamos nosotros y nos deja unas cuantas perlas de sabiduría para sobrellevar situaciones como la falta de motivación y nos muestra como reenfocar nuestras expectativas con el paso de los años.

“Seré feliz si el correr y yo podemos envejecer juntos.” Haruki Murakami

Este libro es altamente recomendable y vale la pena volver a leerlo cada tanto. 
¿Qué otros libros nos recomendarías? ¿De qué libro te gustaría que compartiéramos una reseña?

Adrian Cora Decunto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *