1. El circuito del maratón está marcado por tres líneas azules en el asfalto.

Las tres lineas azules que recorren el circuito durante toda la carrera indican las tangentes durante el recorrido y marcan la ruta más corta posible. Algo muy útil si no quieres correr más tiempo del necesario.

 

 

2. Té caliente y frío se ofrece en algunos puntos del recorrido. Y para terminar….

Durante el recorrido las diferentes estaciones ofrecen té, tanto frio como caliente, al igual que plátanos, manzanas y bebida isotónica.

Y al final: Cerveza! Sin alcohol obviamente, aunque te sabrá como la mejor cerveza que hayas probado en tu vida.

 

 

3. El récord del mundo masculino se consiguió en el Maratón de Berlín en el año 2018.

El récord del mundo de maratón está en posesión de Eliud Kipchoge (Kenia), que el 16 de septiembre de 2018 corrió los 42.195 metros en Berlín en un tiempo de 2:01:39. El segundo mejor crono de la historia lo tiene Kenenisa Bekele (2:01:41) también logrado en la capital alemana. 

 

4. Un millón de espectadores abarrotan las calles de Berlín

Como uno de los 6 Abott World Marathon Majors, los espectadores abarrotan las calles de una de las carreras más numerosas del mundo. El circuito serpentea alrededor de las calles de Berlín y lleva a los corredores por un sin fin de puntos historicos y turisticos para terminar cerca de la puerta de Brandemburgo.


5. Un recorrido relativamente nuevo.

El Maratón de Berlín se realizaba en el lado Oeste hasta 1990, este fué el primer año, que la carrera se realizó en ambos lados. Momento muy emotivo para todos los Berlineses.

 

6. El Maratón de Berlín NO termina en la puerta de Brandemburgo.

Un error típico de los corredores durante el Maratón de Berlín es pensar que la linea de meta se encuentra en la puerta de Brandemburgo. Esto no es así, hay unos 200 metros desde la puerta hasta la meta, y cuando el corredor lo descubre se le viene el mundo encima. ¡Es mejor estar preparado!